La solución para el Transantiago, vista por un venezolano.

La evasión en el Transantiago alcanzó un 30 % en el último trimestre del 2016, según algunos de los diarios que circulan en Chile, como el El Mercurio, La Cuarta y La Nación. Es el porcentaje de evasión más alto en la historia, lo que genera un problema a las empresas concesionarias que conforman todo el sistema de transporte público chileno.

Si usted no tiene idea de qué es Transantiago, El Mercurio, La Cuarta o La Nación, usted lo está haciendo mal, eligió el país equivocado para emigrar o probablemente forma parte del problema que destruyó Venezuela.  Lo cierto es que las autoridades competentes en el tema, están buscando afanadamente una alternativa viable para solucionar el problema de la evasión. Lo que ellos ignoran por completo es que la respuesta la tienen en sus narices: contratar un “Colector”.

¡Sí! Ese individuo llamado “Colector” o mal llamado en el argot popular “Peluche” -dependiendo de tu estrato social-  que normalmente ronda entre los 16 y los 22 años de edad, presente en el 90 % de los modernos vehículos que conforman el sistema de transporte capitalino en Venezuela.

El “Peluche” es un profesional egresado del “Enterprise Of Carriage And Assembling Venezuelan Agency” (ENCAVA) por su acrónimo en español, con habilidades técnicas en el arte del equilibrio y la matemática financiera -comprobables en la autopista Guarenas-Guatire, la Panamericana o vía a Valencia- incapaz de perder la cuenta del pasaje, no importa la velocidad o que tan dramático sea el frenazo del chofer de la unidad.

Es especialista en técnicas de intimidación con facciones y lenguaje soez que invitan al peligro. ¿Cómo librarse de pagar pasaje en Venezuela? ¡Es imposible! Además, no olvidemos que el viaje era infinitamente placentero al mejor ritmo del disco “Salsa Erótica Vol. 6” o que nos deleitábamos la vista con obras de arte en todas las paredes del autobús con frases como “si su hija sufre y llora, es por un chofer, señora” del filósofo Yulkenber.

En estos momentos se está redactando un informe dirigido al grupo de empresas concesionarias chilenas para aportar a la solución del problema santiaguino.

En hora “Pic” en Caracas, cuando la única salvación para llegar a tu destino era que el chofer abriera la puerta de atrás del ENCAVA, el estruendo salsero no dejaba escuchar el “córranse para atrás” que gritaba el conductor a todo pulmón y el colector no podía cobrarte por el volumen de gente, pasaba algo mágico… se podía, inclusive, mandar el pasaje mano a mano entre los pasajeros hasta el chofer… ¡ese dinero llegaba intacto a su destino! Es una muestra de integridad que sería envidiada en todo el mundo y la teníamos en las ciudades de Venezuela. Solo espero que, viviendo en Santiago, NI SE TE OCURRA perderla, mucho menos portando la gorra tricolor… ¡Paga el pasaje!

Andres Narvaez
@Elnegronarvaez

Déjanos tu comentario!

F
Image and video hosting by TinyPic
MIGRANTES