Venezuela con una Misión Mundial

Pascual Artiles

Próximamente Venezuela tendrá su cuarta participación en el Clásico Mundial de Béisbol, donde busca el tan ansiado título que se le ha hecho esquivo desde 2006.

Por primera vez desde la creación del evento, Venezuela tendrá al mando un nuevo dirigente, para muchos, un futuro miembro del Salón de la Fama: Omar Vizquel. Nacido en Caracas un 24 de abril de 1967, actuó en el Beisbol de las Grandes Ligas por espacio de 24 años con Seattle, Cleveland, San Francisco, Texas, Medias Blancas y Toronto. Considerado por muchos, como el real heredero de nuestro único miembro de Cooperstown,  Luis Aparicio. Durante su carrera superó todos los topes defensivos del maracucho, incluyendo 11 guantes de oro.

Sin embargo, para Vizquel esta será su primera experiencia real como manager y tendrá sobre sus espaldas el peso de todo un país, que aspira a ver a su selección en lo más alto de la cima del beisbol mundial. Una responsabilidad que se nos antoja nada fácil.

En 2006 Venezuela quedó eliminada en segunda ronda ante Cuba y Puerto Rico. En la edición de 2009 tuvo su mejor participación al llegar hasta las semifinales, en Dodger Stadium. El 21 de marzo de aquel año, Corea Del Sur acabó con las esperanzas patrias con una victoria aplastante 10-2. Para 2013 el sueño se esfumó temprano con una eliminación en primera ronda. No se pudo ante las selecciones de Puerto Rico y República Dominicana, posteriormente finalistas del certamen. Sin duda la última participación fue todo un fracaso y un colapso total para todos los venezolanos que amamos el juego. En todos estos clásicos Luis Sojo fue el manager nacional.

2017 tiene que ser el gran año, el de ver la meta cumplida. Venezuela tiene las condiciones para no solo conformarse con participar, el beisbol de la patria de Bolívar lo tiene todo para ganar un título, al menos yo lo veo así. No soy conformista, nunca lo he sido.

La hazaña del 41 marcó en el corazón de todos los que nacimos en este país al beisbol como nuestro deporte número uno y el principal pasatiempo, es hora de que los héroes de aquella hazaña tengan compañía en lo más alto del historial criollo.

El camino para llegar al Estadio Panamericano de Guadalajara en México, donde debutaremos el 10 de marzo ante Puerto Rico, no ha sido fácil. Ha sido un transitar lleno de dimes y diretes, de los cuales no hablaré acá porque pienso que eso ya es parte del pasado y pasado es pasado, no vale la pena perder el tiempo en lo que ya no se puede cambiar.

Foto: Archivo

Prefiero quedarme con las palabras de nuestro futuro miembro del Salón de la Fama, Miguel Cabrera: “Creemos que ya es hora de poner en alto a Venezuela, algo que confiamos lograr para este venidero clásico, en el que sentimos un ambiente diferente”. Esa es la actitud, sin duda lo tenemos todo, ahora solo queda el compromiso de nuestros representantes en poner a Venezuela en lo más alto del beisbol a nivel de selecciones como se lo merece y mostrar así que podemos ser mucho más que simples individualidades. Como se ha dicho por estos tiempos en el baloncesto, Juntos Somos Más.

Mejor Imposible.

Déjanos tu comentario!

F
Image and video hosting by TinyPic
MIGRANTES