5 nutrientes esenciales durante la menopausia

Cecilia Castro

En esa etapa entre los 40 y 50 años de la vida femenina son muchos los cambios que experimenta el organismo: unas hormonas bajan y otras suben, se crean deficiencias de vitaminas y minerales, y ni hablar de los síntomas como los calorones/vaporones/bochornos, cambios de humor, de olor y de ánimo.

Todo esto se puede llevar de mejor manera a través de la nutrición y alimentación: al agregar ciertos nutrientes en la dieta, los cambios en el ambiente hormonal de la paciente son notorios, y, lo más importante, las féminas se sienten mejor al obtener más energía, mejor regulación del calor corporal y cambios menos drásticos en el apetito sexual.

Dentro de los suplementos naturales que se pueden agregar diariamente se encuentran:

Resultado de imagen para aceite de onagra

Foto: Archivo

Aceite de ONAGRA o “Primrose Oil” (cápsulas): Contiene ácidos grasos antiinflamatorios y reguladores de hormonas femeninas que garantizan una transición más tranquila durante el climaterio y la menopausia. Es utilizado en las culturas orientales por las mujeres después de cierta edad como preventivo de desbalances hormonales y su acción es más evidente en el estado anímico de la mujer.

Imagen relacionada

VITAMINA D en cápsulas: Esta vitamina ya es considerada una hormona, pues son muchas las funciones que cumple en nuestro organismo y la mayoría de la población presenta deficiencias. La mejor manera de conseguirla es con exposición al sol diariamente, pero con el estilo de vida actual y la deficiencia tan grande que existe, no es mala idea suplementar. Dentro de las principales funciones de la Vitamina D está la fijación del calcio en los huesos, lo que previene la osteoporosis y las enfermedades óseas características de esta etapa en la vida femenina.

Resultado de imagen para magnesio

MAGNESIO: Es un mineral que participa en más de 400 funciones bioquímicas y se encuentra principalmente en vegetales de hoja verde y algunas frutas y semillas. En el caso del climaterio y menopausia, ayudará con la motilidad intestinal, el cuidado de las fibras musculares y la regulación del ciclo sueño/vigilia. De igual forma, participará en el metabolismo del calcio en conjunto con la vitamina D.

Resultado de imagen para grasas saludables

GRASAS saludables: El miedo a las grasas ya debería estar más que erradicado; todo depende del tipo de grasa que se seleccione, pues hay 2 bandos en esta película. Las grasas “malas” que son las frituras, mayonesa, aceite de palma, salsas blancas con margarina y harina y las famosas “trans” son las que se deberían evitar y disminuir al máximo. Pero, por otra parte, están las grasas “buenas” como el aguacate/palta, nueces, almendras, pistachos, aceitunas y linaza que son esenciales para mantener un óptimo balance hormonal. Las mujeres prosperan muy bien con la ingesta de grasas saludables, pues las hormonas femeninas nacen de este nutriente, y su ingesta adecuada evitaría hormonas “alborotadas”.

Resultado de imagen para fibra

Mucha FIBRA: En esta etapa hay tendencia a la inflamación intestinal (que va a mejorar con el magnesio) pero si agregas más fibra a tu dieta, no tendrás problema alguno de inflamación y/o retención de líquido. Las mejores fuentes de fibra son: frutas enteras, vegetales crudos y cocidos, chía, avena, legumbres, linaza molida y afrecho.

La dosis varía para cada quien y el cálculo del consumo de cada uno de estos nutrientes debería ser personalizado. Consulta con tu médico y nutricionista, según sea el caso. Mantenerse en buen peso y realizar actividad física diariamente como parte de un estilo de vida saludable y preventivo de enfermedades relacionas con el inicio de la tercera edad también ayuda a la transición a la etapa de la menopausia.

Déjanos tu comentario!

F
Image and video hosting by TinyPic
MIGRANTES