Policía alemana detiene a presunto islamista por atentado contra el Borussia Dortmund

La policía alemana sigue sin tener claro quien está detrás de la explosiónde tres artefactos cerca del autobús del equipo Borussia Dortmund antes de un partido de cuartos de final de la Liga de Campeones, hiriendo al defensa español Marc Bartra. Todas las hipótesis siguen abiertas, entre ellas, la islamista, pero la fiscal general alemana ha asegurado que tienen“muchas dudas” a cerca de su autenticidad.

Los investigadores no descartan sin embargo que los autores hayan tratado de dejar una pista falsa. La policía halló tres cartas en los alrededores del lugar del ataque con referencias a “Alá, el clemente, el misericordioso”, que aluden al atentado yihadista registrado en diciembre en un mercadillo navideño de Berlín y denuncian que aviones Tornado alemanes participan en el asesinato de musulmanes en el califato del autodenominado Estado Islámico (EI).

Las misivas aseguran que deportistas y personalidades de “Alemania y otros países de la cruzada” están en la lista de objetivos del EI hasta que los Tornado sean retirados y se cierre la base estadounidense situada en Ramstein (suroeste de Alemania).

La fiscal ha asegurado que se han realizado registros en los domicilios de dos sospechosos islamistas y que se ha detenido a una de ellos, sin embargo, ha dejado claro que todas las hipótesis siguen abiertas. De hecho, grupos de extrema izquierda también se han proclamado responsables del atentado por internet.

Oficialmente la policía se limitó a señalar esta mañana que la investigación continúa, sin ofrecer detalles sobre la misma ni sobre posibles autorías, mientras analiza la veracidad del escrito. Según informó el diario “Die Welt”, la Fiscalía federal ha asumido la investigación y la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) ha constituido una unidad de crisis en Berlín.

El Gobierno alemán calificó de “acto repulsivo” el ataque. La canciller alemana, Angela Merkel, recibió “horrorizada” la noticia del atentado, declaró el portavoz del Ejecutivo, Steffen Seibert, en una rueda de prensa rutinaria en la que se informó también de que el ministro del Interior, Thomas de Maizière, acudirá hoy “en señal de solidaridad” al partido aplazado ayer.

Seibert expresó el “alivio” del Gobierno ante el hecho de que no ocurriera “algo todavía peor”, aunque subrayó la gravedad de que dos personas, el jugador español Marc Bartra y un policía, a quienes transmitió “sus mejores deseos”, resultaran heridos. Señaló, además, que la canciller se comunicó está mañana con la directiva del Borussia Dortmund y le deseó al club “todo lo mejor”.

Merkel elogió asimismo a los hinchas y a la policía por su “serenidad”, al tiempo que aseguró que los organismos encargados de la investigación harán “todo lo que está en sus manos por dar con el o los autores” del ataque y llevarlos ante la Justicia.

El director administrativo del Dortmund, Hans-Joachim Watzke, había informado minutos antes en la página oficial del equipo de su “extensa conversación telefónica” esta mañana con Merkel. La canciller calificó de “mensaje positivo” que el equipo “no se doblegue ante el terrorismo” y vaya a jugar” en esta difícil situación”, señala el comunicado.

El ataque ocurrió en torno a las 19.15 hora local (17.15 GMT), cuando tres artefactos explotaron al paso del autobús del Borussia Dortmund cuando se dirigía al estadio para el partido de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones frente al Mónaco, que fue aplazado a esta tarde.

El único jugador herido fue el español Marc Bartra, operado anoche en un hospital de Dortmund al presentar fractura del radio a la altura de la muñeca derecha y esquirlas en la mano, según las informaciones facilitadas por el club. También resultó herido un policía que precedía en moto al autobús del equipo, varios de cuyos cristales saltaron por los aires con las explosiones.

Fuente: Agencias

Déjanos tu comentario!

F
Image and video hosting by TinyPic
MIGRANTES