En La Plaza Vive el Arte

Por Douglas Morales / @douglasm13

La Plaza de Armas ha sido desde la Conquista el centro político, social, económico y religioso de la ciudad de Santiago de Chile. Pero más allá de todo esto, es el epicentro de una gran movida cultural donde estatuas vivientes, cantantes, músicos, pintores, entre otros, van regalando sonrisas a los turistas y locales.  Siendo así una gran tarima de exposición con más de 85 mil personas que transitan a diario por ella.

Foto: El Vinotinto Chile 

Con la Catedral de Santiago que engalana el centro de la plaza, su belleza arquitectónica va en armonía con el arte que cada artista puede ofrecer a su público, desde un pequeño sketch de humor local hasta grandes bandas de música. No obstante, se vive el riesgo de la inseguridad, la anarquía del negocio informal y la viveza criolla, pero los mencionados flagelos no son obstáculos que impidan admirar a cada artista que hace vida en tan emblemática plaza.

Pintoresca, de a momentos cálida, en ocasiones fría, es lo que se puede sentir según sea la temporada, sin embargo el clima no es una condición para los artistas.  En esta ocasión, en El Vinotinto quisimos saber un poco de ellos, esos grandes artistas que con una moneda o solo una sonrisa ya dan por pagado su trabajo.

Foto: El Vinotinto Chile 

Iva es una gentil señorita, “estatua viviente” desde que tiene 18 años de edad. Ella es sinónimo de gentileza y educación, que con carisma cautiva y saca sonrisas en la plaza. Este personaje es mejor conocido como La Planta Viviente de Plaza de Armas.

A parte de trabajar en la emblemática Plaza de Armas, ¿tiene usted otro empleo?

 “no tengo otro empleo, en su momento deje de estatuar para conseguir un empleo formal por una experiencia personal, pero decidí abandonar un empleo formal y desde entonces tomé la decisión de llevar arte, brindando sonrisas, la gente lo agradece mucho, me ha tocado recibir frío o calor, pero la gente lo agradece mucho y así ya doy por pagado mi trabajo”.

Foto: El Vinotinto Chile 

Hoy en día su arte es referencia en la reconocida plaza, ¿cómo define usted un día en su trabajo? Satisfacciones, molestias, descontento, entre otros.

En la plaza, he tenido muchas satisfacciones. En cuanto a molestias en mi trabajo han sido contadas, como por ejemplo los permisos municipales. Se debe tener respeto a los artistas que hacen vida en la plaza y viven de ello, hay colegas que deben respetar al otro, hay personas que te mandan a trabajar como se dice coloquialmente, otros me han mandado a lavarme la cara con champú… (Risas). Sea una sonrisa o un desagrado, el arte tiene la función de crear algún sentimiento, de alguna u otra forma estas causando sensaciones, ya sea agradable o desagradable, alguna de las dos”.

Refiriéndonos en un respaldo legal de su arte (consideración de patrimonio cultural de la plaza), ¿cuenta usted con el respeto y apoyo de los entes competentes del estado?

“En estos momentos las estatuas humanas sí recibimos apoyo, nos toca solicitar permisos para poder expresarnos.  La municipalidad hace fiscalización para llevar un orden en los artistas.  Hay artistas que no los tramitan y ahí se concentran los problemas para llevar tu arte, más que todo por los espacios y los ruidos, pero sí se recibe apoyo con los permisos”.

Recomendaciones a los talentos emergentes que serán el relevo de ustedes como artistas.

“Que hagan su trabajo con amor, respeto y dedicación, no por dinero, las estatuas humanas con un gesto, una mirada, un movimiento puede cautivar corazones. Ganas más con eso que el ruido que hace un gran parlante. La vida es bella, pero muy sacrificada, hay crear y superarse así mismo. Solo con trabajo lo puedes lograr. Que viva el arte, es difícil vivir de él, pero no imposible. El arte no tiene límites, todo es cuestión de atreverse, es admirable ver un artista que haga su trabajo con respeto. Si decides vivir del arte, lucha por ser el mejor.  El ego es una tontera de a momento, no te deja vivir ni compartir”.  Que viva el arte, es difícil vivir de él, pero no imposible.

En el Café de la plaza puedes disfrutar de un delicioso helado, un té, un cortado o simplemente un sándwich. Con la mejor vista que da hacia el área de los pintores al aire libre. Con más de tres décadas haciendo historia en telas, lápices de colores, pinceles, pinturas y más, estos personajes no escatiman esfuerzo para cautivar con sus obras a los transeúntes.

Foto: El Vinotinto Chile 

El artista Dyogananda todos los días entre paletas de colores llega a enamorar y transmitir un gran sentimiento con su lienzo.

¿Recibe usted algún apoyo por parte de instituciones?        

“En Chile los artistas son autogestionados, y mantienen la cultura ya qué hay muy poco o nulo apoyo estatal. Ser artista en Chile y vivir de él es un logro total”.

¿Se siente usted completamente complacido con su profesión?

La pintura no es una profesión, es un estilo de vida.

“Somos la galería de arte al aire libre más grande de Chile…Desde hace más de 35 años que los pintores de plaza de armas desarrollan esta actividad insitu día a día con el objetivo de difundir creando espacios de acceso real a la gente para que conozca el arte y la cultura que se está desarrollando en Chile de forma gratuita,”.

Si algún día vas de paso por el centro o simplemente vives en la ciudad de Santiago, no olvides voltear tu mirada hacia la Plaza de Armas que reúne los mejores exponentes de arte urbano en la ciudad. Talentos sin comparación, a veces subestimados, pero apreciados y apoyados por la mayoría de su público.

Déjanos tu comentario!

F
Image and video hosting by TinyPic
MIGRANTES