Alimentación en invierno: el frío no es excusa para comer mal

Cecilia Castro / @ailicastronutri

Cada temporada trae consigo nuevos alimentos que nos permiten adaptarnos con mayor facilidad a los cambios climáticos característicos de cada una de ellas. Nosotros, como caribeños, no conocíamos otra cosa que 28° todo el año, la misma ropa todo el año, y, por supuesto, las mismas comidas que solo variaban según cada región. Por eso, y para ayudarte a sobrellevar el invierno, proteger tu salud y mantener tu energía a pesar de los cambios de luz solar, te invitamos a leer las siguientes recomendaciones:

.- Compra las frutas y verduras de temporada: las de invierno son muy densas en vitamina C y zinc, nutrientes esenciales para aumentar nuestro sistema inmunológico y protegernos del resfriado y la influenza. Dentro de este grupo están los cítricos como naranjas, kiwis, limones, manzanas y peras; y los vegetales verdes que están en su máximo esplendor son los espárragos, alcachofas, acelgas, berros y espinacas.

.- Aumenta el consumo de vitamina D: esta vitamina se produce en nuestra piel cuando nos exponemos directamente al sol durante 20-30 minutos diarios; pero en invierno, disminuyen las horas de luz solar y, además, aumenta la nubosidad y las lluvias, por lo que no obtenemos suficiente exposición solar para alcanzar el requerimiento diario. La importancia de este micronutriente radica en que está directamente relacionado con nuestro ánimo y sensación de felicidad, por ello en los meses de inviernos tendemos a sentirnos con menos energía o más bajitos anímicamente. Los alimentos ricos en esta vitamina son el salmón, las sardinas, el jurel, las almendras y los huevos.

.- No descuides el consumo de agua: muchas veces, al no sentir calor, tampoco sentimos sed y disminuimos la ingesta de agua. El hecho de no sentir sed no significa que tu cuerpo está hidratado; siempre debemos verificar el estado de nuestra piel, labios y color de la orina (que debe ser clarito) para asegurar una correcta hidratación. Dentro de las medidas preventivas para esto, se puede agregar sabor al agua con hojitas de menta, limón o jengibre, dejándola a temperatura ambiente para no refrigerarla.

.- Cuida el consumo de azúcar: con el aumento de las bebidas calientes tipo té o chocolate caliente, también somos más propensos a aumentar la cantidad de azúcares refinados que consumimos, y esto puede traer 2 consecuencias: 1) aumentar unos kilos en invierno, y 2) minimizar la acción del sistema inmune por su consumo excesivo. La recomendación es aprender a tomar el té sin azúcar y preferir la stevia como endulzante para el café y el chocolate caliente.

Finalmente, es normal que sientas un poco más de hambre en los meses de frio, ya que gastamos más energía para mantener la temperatura corporal, y, por consiguiente, aumentan nuestros requerimientos calóricos diarios. Mientras comamos alimentos reales, sin refinar y poniendo en práctica las recomendaciones mencionadas, mantendremos nuestra salud y el ánimo arriba para será seguir adelante en este largo camino migratorio.

Déjanos tu comentario!

F
Image and video hosting by TinyPic
MIGRANTES