12 de octubre: Descubrimiento, encuentro y fusión entre pueblos

Eunice Medrano Gamero /@eunicegamero.- Más de 5.475.000 horas han pasado desde que el navegante y cartógrafo italiano, Cristóbal Colón, pisó por primera vez tierras americanas aquel 12 de octubre de 1492, luego haber partido desde España y pasar dos meses en alta mar buscando la India.

Pero este día de conmemoración no termina de ser lineal entre los países del continente, puesto que, para muchos, dado a la existencia de pueblos indígenas no se puede hablar de descubrimiento pero sí de colonización.

Para el profesor Claudio Millacura, coordinador de la cátedra Indígena de la Universidad de Chile, se debe cambiar la creencia histórica de que América es fruto del descubrimiento español. “Tenemos que pasar a una concepción donde entendamos todos que América ya existía a la llegada de los conquistadores europeos y el solo hecho de asumir que América existía nos debe llevar a la reflexión de si estamos celebrando un hecho desde la perspectiva correcta”, aseguró Millacura en una entrevista ofrecida a la radio de la Universidad de Chile.

La historia relata que Colón, bajo el mandato de la corona española, llegó a una isla llamada Guanahani, a la que rebautizó como San Salvador, en el archipiélago de Las Bahamas, para este momento el navegante estaba seguro de haber llegado a territorio indio sin tener consciencia de que se había encontrado con un nuevo continente.

Luego, viajó hacia el sur visitando Cuba, y Haití –que para ese momento recibía el nombre La Española- quedándose allí y construyendo el primer poblado español llamado el Fuerte de la Navidad, levantado con los restos de la carabela Santa María, la cual se hundió el 25 de diciembre de 1492.

“Encuentro de dos mundos”

Dado a la existencia de pueblos indígenas, algunos hablan del “encuentro de dos mundos” haciendo referencia al cruce entre europeos y americanos, pero para Salvador Millaleo, director del Programa de Derechos Indígenas de la Fundación Chile 21, el 12 de octubre forma parte del inicio de una tragedia donde no se produjo un “encuentro de mundos” sino una invasión colonial.

El nombre de este día sigue causando ruido a muchos, a pesar de que han pasado 625 años desde el “descubrimiento”, y 102 años desde el nombramiento de este fecha como celebración unificadora entre España e Iberoamérica, bajo el nombre del Día de la Raza, la cual fue creada por el ex ministro español Faustino Rodríguez-San Pedro, presidente de la Unión Ibero-Americana.

Actualmente, Chile es el único país de América que celebra este día bajo el nombre de “Encuentro de dos mundos”, decretado en la ley 19.688 en el año 2000. Aunque el país austral ya no festeja este día bajo el nombre de Aniversario del Descubrimiento de América, informalmente se asocia con el Día de la Raza, acción que genera descontento en el pueblo mapuche, así lo asegura Ana Llao, consejera mapuche de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) quien recuerda que recuerda que a “principios de los años 90, cuando fue representante internacional de la organización Ad Mapu, se planteó en distintos foros, a propósito de los 500 años de la colonización de América, la propuesta de cambiar la denominación del 12 de octubre al Día de la Resistencia Indígena, pero que el Estado nunca participó de esas iniciativas y no ha sabido de una intención de materializar la idea”.

La invasión, matanza, robo de tierras y riquezas de aquel momento por parte de los europeos hacia los nativos americanos, hechos innegables a pesar de  prohibición del maltrato y la esclavitud indígena, decretado por la Corona de Castilla en 1512, hicieron que países como Venezuela y Nicaragua optaran por cambiar el nombre de la festividad rebautizándola como el Día de la Resistencia Indígena buscando enaltecer el heroísmo de estos pueblos quienes sufrieron tras el colonialismo europeo.

“Esto se trata de un profundo cambio paradigmático en lo que es la memoria histórica de los pueblos. Nosotros debemos entender que el Día de la Resistencia Indígena es en honor a nuestros mártires que durante tanto tiempo han resistido al embate de un proceso colonizador, con la llegada de los europeos y la instauración del capitalismo”, aseguró para el momento (2002) el diputado venezolano y presidente del Parlamento Indígena de América, Cesar Sanguinetti.

Por otro lado, países como Uruguay, Honduras, Colombia y España mantienen el Día de la Raza como nombre para la celebración. Mientras que, México, Ecuador, República Dominicana y Argentina mantienen nombres alusivos a pluralidad y diversidad cultural de los pueblos. Por su parte, Estados Unidos, celebra el Columbus Day (Día de Colón), bajo el concepto de una festividad de la comunidad italo-americana debido a la concepción del origen del navegante.

En el caso de Cuba, por decisión política, el gobierno cubano no festeja este día, pues no le atribuye valor a la ocasión.

Fusión de culturas

A partir de la colonización de los europeos, América sufrió una mezcolanza de culturas. Portugueses, españoles, franceses, holandeses, italianos, ingleses trajeron sus tradiciones a los pueblos dejando no solo su gastronomía, vestimenta, música, juegos, sino que se cruzaron los blancos, los indios y los negros dando vida a los mulatos, zambos y mestizos.

Venezuela, por ejemplo, fue por muchos años un país acogedor de migrantes, puesto que se veía en él la oportunidad de progreso. Personas que huyeron de la I y II Guerra Mundial, Guerra Fría, Gran Depresión, dictaduras, entre otros procesos políticos, sociales y económicos que afectaron –y afectan actualmente- al mundo, trajo como consecuencia que millones de personas migraran de su tierra natal. Este fenómeno no es ajeno a la realidad que enfrentan muchos países en la actualidad, personas desde Irak, Palestina, Siria, , Colombia, Perú, México, y muchos más, incluyendo a la misma Venezuela –país que vive un proceso migratorio histórico- deciden irse a buscar “mejor calidad de vida”.

Los migrantes son los nuevos colonos de tierras, y países, y muchas veces en nacional lo ve como esa amenaza que representaron los europeos hace 625 años.

Este fenómeno de rechazo puede ser catalogado como xenofobia o racismo, la cual es definida como “el miedo, rechazo u odio al extranjero. Con manifestaciones que van desde el rechazo, el desprecio y las amenazas, hasta las agresiones y asesinatos”.

En el caso de Chile, para el presidente de Fundación Participa, Daniel Ibáñez, esta sociedad cumple un proceso de discriminación que lleva a rechazar a los extranjeros latinoamericanos, y a los pueblos indígenas, y mucho más en el caso de los migrantes afro descendientes, esto haciendo alusión al caso de discriminación que sufrió un inmigrante haitiano en el Metro de Santiago. Sin embargo, tienen cierta aceptación con los oriundos de tierras europeas aunque los siguen tratando de extranjeros.

Sin embargo, cada día son más los chilenos que se abren a este fenómeno social, aceptando, y validando a los extranjeros, incluyendo al Estado, puesto que el gobierno de la actual presidenta Michelle Bachelet, ha tomado medidas que favorecen a los extranjeros que buscan aportar a esta sociedad, siendo así no colones, sino aportadores de cultura, conocimientos y experiencia al mundo al que llegan.

 

 

 

 

Déjanos tu comentario!

F
Image and video hosting by TinyPic
MIGRANTES