Cuatro de 10 jóvenes dicen que si toman “poco” pueden manejar

En la Ciudad, la mayoría de los que beben y después conducen son jóvenes. También son ellos quienes en mayor medida creen que, si toman “poco” alcohol, pueden manejar. Así lo revela una encuesta hecha por el Observatorio de Seguridad Vial del Gobierno porteño entre residentes de toda el área metropolitana.

De acuerdo a este sondeo, los hombres de entre 18 y 35 años conforman el grupo donde hay más casos de conducción con alcohol en sangre. Además, un tercio de los que manejan afirma que, si bebe “poco”, está en condiciones de pilotear un vehículo, creencia que aumenta a cuatro de cada diez cuando se trata de hombres jóvenes.

Los números preocupan, pero no sorprenden. Según un informe reciente de la Defensoría del Pueblo porteña sobre la base de registros policiales, la mayoría de los muertos por siniestros viales en la Ciudad tiene menos de 35 años. Esto se da en un país en el que el alcohol al volante es una de las principales causas de tragedias viales. Y en una ciudad en la que, cada dos horas, a un conductor de auto le da positivo un control de alcoholemia, según datos del informe del Observatorio.

Desde la Federación Internacional del Automóvil para Latinoamérica (FIA) creen que el hecho mismo de ser jóvenes favorece estas conductas. “Por su edad, tienen más reflejos y entonces suelen minimizar los riesgos”, remarca Pablo Azorin, jefe de seguridad vial de la organización. Para él, este problema se registra especialmente entre los hombres porque “las mujeres muestran más apego a la ley. Los varones, en cambio, son más audaces a la hora de hacer maniobras”. Según el informe del Observatorio, en el último mes ellos reconocieron dos veces más que las mujeres que habían conducido después de tomar.

 

Fuente: El Clarín 

Déjanos tu comentario!

F
Image and video hosting by TinyPic
MIGRANTES