Red de Apoyo Solidario en Chile

Por: José Leonardo Jiménez Garelli / @joseleogarelli.-

Como una manera de brindar apoyo y esperanza a los venezolanos que se encuentran viviendo en Chile, en situación de vulnerabilidad, surge la Red de Apoyo Solidario, una organización creada por un grupo de personas movidas por el deseo del bien, la buena voluntad y las ganas de facilitar la inserción en el país, ayudando a flexibilizar las barreras culturales y geográficas.

Nació en mayo de 2017, en pleno otoño, para prestar asistencia previa a la llegada del invierno, en la que se realizó el primer Ropero Solidario, uno de sus programas bandera, a través del cual se entregan prendas de vestir y enseres del hogar a todos aquellos que lo necesitan. En la primera edición se repartieron abrigos, calzas, bufandas, gorros, guantes, pantalones, frazadas, plumones y demás artículos para hacer frente a las bajas temperaturas que no están acostumbrados y, por ende, no cuentan con las previsiones necesarias.

A la fecha se han realizado seis Roperos Solidarios, el último de ellos en abril de este año, con el que se beneficiaron más de 2 mil personas.

Otra de sus iniciativas denominada 1 Kilo de Amor consiste en recolectar alimentos no perecederos para ser entregados a familias, refugios o casas de acogida. Se realiza de forma mensual y cada vez más personas se suman a esta iniciativa.

Una de las situaciones que más preocupan en la Red de Apoyo Solidario es la situación de las mujeres embarazadas o con bebés recién nacidos, por lo que periódicamente se recolectan pañales, artículos y ropa de bebé, para ayudarlas en estos momentos tan importantes en los que necesitan contención y amor.

La acción de esta organización también va dirigida a niños y adolescentes, lo que se ha visto materializado con la entrega de juguetes en la Navidad, y paseos al Zoológico Nacional de Chile en abril de 2018.

Asimismo, la Red de Apoyo Solidario constantemente canaliza ayudas puntuales como camas, colchones, enseres, televisores, muebles, sillas de rueda, medicamentos, entre otros, según las peticiones de ayuda o aportes que recibe.

“Es una acción llena de bondad, generosidad y, sobre todo, mucho agradecimiento. Es un trabajo de hormiguitas donde cada voluntario cuenta, todos suman, todos aportan”, comenta su coordinadora general, Luna Ramírez, quien afirma que hasta el momento la Red de Apoyo Solidario ha realizado sus acciones con base de donaciones, descubriendo el gran corazón que tienen los chilenos, quienes recuerdan con agradecimiento y cariño cuando Venezuela era un país de acogida y los recibió con los brazos abiertos.

“Hoy ellos nos reciben a nosotros. Manos de vuelta le llaman. Hermosa metáfora que resume la vida”, indicó Ramírez.

La Red también cuenta con el valioso aporte de empresas, comercios y de venezolanos establecidos hace algún tiempo en Chile, dado que siempre están atentos a las campañas, dispuestos a colaborar y difundir los mensajes.
Al respecto, Ramírez cree que una gran enseñanza de la diáspora venezolana ha sido la solidaridad. “Nos hemos unido como comunidad migrante y aunque tal vez no tengamos un norte definido, sabemos que debemos caminar juntos para encontrarlo”.

La Red sigue creciendo

Para el segundo semestre de 2018, la Red de Apoyo Solidario, aspira a ampliar el campo de apoyo a los migrantes con la apertura de talleres y conversatorios que abarquen temas como lo laboral, la salud, educación, el plano afectivo y emocional.

Asimismo, considera crear un grupo de apoyo donde los venezolanos puedan reunirse periódicamente para compartir sus vivencias, y realizar talleres para trabajar el duelo migratorio a través del arte.
Otra de sus iniciativas será organizar un club de apoyo para embarazadas y madres de la comunidad migrante con charlas de lactancia materna, colecho y diversos tópicos de crianza respetuosa; así como dar continuidad a las campañas realizadas durante el 2017 y que resultaron exitosas.

Apoyo a otros migrantes y chilenos

Luna Ramírez afirma que una de las cosas más enriquecedoras de esta experiencia ha sido la posibilidad de ayudar, no solo a la comunidad venezolana, sino a los migrantes en general.

“Hemos podido contribuir con haitianos, peruanos y brasileros, demostrando que la solidaridad no conoce fronteras. Una de las ideas que nos gustaría desarrollar este año es realizar una actividad en un orfanato o geriátrico chileno, como una manera de agradecer a nuestro país de acogida y de aportar a la sociedad”.

La Red de Apoyo Solidario busca ser un espacio de creación colectiva donde la única premisa es la generosidad y el trabajo de equipo. “Porque unidos somos más fuertes, sé que este es apenas el comienzo de una experiencia enriquecedora para todos”, finaliza.

Déjanos tu comentario!

F
Image and video hosting by TinyPic
MIGRANTES