Fiscalía indaga posible fraude al interior de Escuela de Investigaciones

El jueves 28 de junio recién pasado en las oficinas de la Fiscalía Nacional se recibió una denuncia por los posibles delitos de “omisión de denuncia” y “encubrimiento” contra altos funcionarios de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI).

Esta denuncia la hizo un propio funcionario de la PDI que trabaja de enlace con la Fiscalía Nacional, el oficial y abogado Alejandro Vignolo Morris, y que a contar de esta semana fue derivada para la indagatoria respectiva a la Fiscalía Centro Norte.

Según consta en la denuncia, a la cual tuvo acceso exclusivo Radio Bío Bío, el oficial de la PDI describe una serie de hechos irregularesque habrían ocurrido al interior de la Escuela de Investigaciones Policiales (Escipol) y que tendrían su génesis en el actuar del secretario de Estudios, comisario Manuel Muñoz Soto, a quien individualiza como el líder de un modelo de defraudación que habría, al menos hasta marzo, operado en el plantel de formación.

Así consta en la página dos de la denuncia que fue dirigida directamente al fiscal nacional Jorge Abbott, donde precisa el oficial de la PDI que “dichos hechos en términos generales dicen relación a solicitudes de pago y de beneficios que realizaba en forma constante el secretario de estudios, comisario Manuel Muñoz Soto, vía aplicaciones de mensajería instantánea WhatsApp a un grupo de docentes de la Escuela de Investigaciones Policiales a cambio de mantenerlos como profesores institucionales”.

Agregó a renglón seguido que el comisario Muñoz Soto además solicitó dinero a un profesor en razón de haberle autorizado pagos en su favor por clases que este nunca realizó, en síntesis, horas de trabajo que no se habrían materializado, pero sí se pagaron, no precisándose por ahora a cuánto podría ascender en dinero.

Hecho que de comprobarse efectivamente sería un delito, por ello es que el oficial y abogado Alejandro Vignolo, explicó en su denuncia a la Fiscalía que él personalmente durante la declaración que realizó frente al Departamento V de la PDI, conocido popularmente como “asuntos internos”, entregó no sólo la declaración como testigo sino también pruebas y detalles de cómo habría sido el modus operandique tenía el oficial policial.

De hecho, Vignolo describió con nombre y apellido todos los oficiales de rango que han conocido o se enteraron de la denuncia que realizó en marzo pasado, dejando en evidencia que la plana mayor que dirige Héctor Espinosa estuvo desde un principio al tanto de los hechos.

De los altos funcionarios que ahora deberían estar bajo la lupa de la justicia respecto a su actuar, recordemos que la denuncia apunta a la omisión de denuncia y encubrimiento, entre otros posibles delitos, está el secretario de Estudios de la Escuela de Investigaciones Policiales, comisario Manuel Muñoz Soto; el subdirector Operativo, Darío Ortega Moreno; el subprefecto de la PDI, Erick Menay Pino y el inspector general, Óscar Rosas Bahamonde.

En tanto en el Gobierno, específicamente en el Ministerio del Interior, no mantenían datos o información sobre el proceso que ahora lleva adelante la Fiscalía Centro Norte.

Sin embargo, fuentes al interior de la PDI reconocen que la denuncia no se la esperaban, puesto que desde mediados de marzo que el departamento V está recabando los antecedentes que expuso el oficial Vignolo, por ende, el proceso aún continúa.

Revisa el documento completo a continuación:

Déjanos tu comentario!

F
Image and video hosting by TinyPic
MIGRANTES