Lo que nos dejó Russia 2018

En este mundial se anotaron 169 goles, 69 mediante la pelota parada y 21 por tiros desde el punto penal.

Jeithsibel Peña / @jeithsibel

Rusia 2018 fue un campeonato poco predecible, la mayoría de las quinielas cayó, así como los grandes favoritos que se desvanecieron con el paso de los primeros partidos. Alemania quedó fuera en fase de grupos, España dijo el chao en Octavos y Brasil quedó eliminado en Cuartos de Final.

Foto: Archivo

Francia fue la selección que conquistó el trofeo de la mano de Didier Deschamps, quien había logrado la misma hazaña como jugador en 1998, pero entonces ¿era Francia un favorito? La respuesta es sí, uno opacado por la grandeza de las plantillas antes mencionadas, tal vez por ser un equipo más joven.

Les Bleus se enfrentaron a un gran rival, la Croacia de Luka Modrić, que resistió tres prórrogas consecutivas para llegar a la final del mundial por primera vez en su historia.

El mérito fue para Luka Modrić, figura que empujó a su equipo hasta el final y terminó llevándose el balón de oro del torneo. El guante oro fue para el belga Thiabau Courtois, el premio al jugador joven para Kylian Mbappé, la bota de oro para Harry Kane y el premio al Fair Play se lo llevó la selección de España.

Tuvimos un mundial lleno de tecnología con 20 revisiones del VAR y 455 incidentes chequeados, lo que da un promedio de 7.1 chequeos por partido y se utilizó el chip NFC en el Adidas Telstar 18, balón oficial del torneo que tuvo dos presentaciones: el Telstar 18 utilizado en fase de grupos y el Telstar Mectha utilizado a partir de la segunda ronda.

Muchas maldiciones cayeron a lo largo de este mes, como la primera victoria oficial de México sobre el seleccionado Alemán, que Inglaterra conquistara la tanda de penales vs Colombia y que Rusia obtuviera su mejor resultado desde que participó como la Unión Soviética en 1970. Otras cosas se mantuvieron según la tradición, como la eliminación del campeón vigente en fase de grupos.

Kazán se convirtió en el cementerio de gigantes. Allí Alemania, Argentina y Brasil sellaron su boleto de regreso a casa. Jugadores como Andrés Iniesta, Keisuke Honda, Javier Mascherano y Rafael Márquez vivieron su última Copa del Mundo y otros como Pickford, Torreira y Kylian Mbappé se perfilaron para convertirse en las próximas estrellas.

El joven francés, de 19 años, se convirtió en el segundo futbolista más joven en anotar en una final de la copa del mundo, además, deleitó con su velocidad y desparpajo en el área chica. Otros que destacaron fueron Hazard y Griezmann, quienes están nominados junto a Modrić, Messi, Ronaldo, De Bruyne, Varane, Salah, Kane y Mbappé para el premio FIFA The Best.

Las selecciones sudamericanas sufrieron en la contienda mundialista, solo Brasil y Uruguay se metieron entre los mejores 8, pero no pudieron contra sus oponentes de UEFA. La garra charrúa destacó entre ambas por ser una de las pocas en clasificar invicta a los octavos de final donde logró vencer a Portugal, campeón de Europa, sin embargo, en ese mismo partido el eje de su ataque Edinson Cavani se lesionó y nada fue lo mismo para los celestes.

Bélgica fue el equipo más goleador con 16 tantos, 10 jugadores distintos lograron anotar a favor de los devils que, poco a poco, fueron ganando protagonismo en Rusia. Inglaterra y Rusia se terminaron convirtiendo en la sorpresa del mundial, “Los Tres Leones” por la juventud de su plantilla y los locales por los malos resultados obtenidos en los amistosos previos a la cita mundialista.

Croacia también se convirtió en uno de los seleccionados más fuertes, a pesar de estar presentes gracias al repechaje, lograron que su grandes figuras trabajaran en conjunto: Modrić, Mandžukić, Rakitić y Perišić se convirtieron en piezas claves de su seleccionado. Este último conquistó la marca de mayor distancia recorrida en el mundial con 72,5 km.

Fueron necesarios 37 partidos para que se registrara un empate a cero y también se escribió una nueva marca en los descuentos, al registrarse 19 goles en los agregados. Se repartieron 219 cartulinas amarillas, 4 tarjetas rojas y 12 goles fueron marcados en propia meta.

La UEFA dominó sobre el resto de las confederaciones, pero Russia no paró de demostrarnos que los antes denominados “equipos pequeños” están preparándose cada vez mejor y la oportunidad de mostrarlo será en Qatar 2002.

 

Las secuelas del mundial:

No tuvimos que esperar mucho para ver distintas manifestaciones políticas. En el partido de la final una representación del grupo Pussy Riot ingresó al campo de juego, estaban vestidas con trajes de estilo policial para protestar contra las políticas de Putin. La celebración de Shaqiri y Xhaka simulando el águila bicéfala de la bandera albanesa, el ingreso de las mujeres iraníes al estadio (cosa que está prohibida en su país), el apretón de manos entre Putin y el croata Vida al recibir la medalla de subcampeón, etc.

El racismo sigue siendo uno de los puntos que más dolores de cabeza da a la FIFA. La organización logró que estos acontecimientos no tuvieran mayor trascendencia durante el desarrollo del evento, pero nada pudo hacer cuando terminó la fiesta.

El alemán Mesut Özil manifestó su renuncia a través de un comunicado compartido en sus redes sociales, en el que señaló de manera directa a mandatarios de la DFB (federación alemana). Todo inició por una foto con el mandatario turco Erdoğan. Esto generó revuelos en varios sectores que atacaron al jugador por su poco compromiso con el seleccionado. Mesut asegura que la foto no tiene tilde político y que fue utilizada como medio para atacarlo por los orígenes de su familia. La Federación Alemana respondió al comunicado del jugador rechazando estar asociada al racismo, categorizándose como promotores de la diversidad y de la integración en Alemania.

La llama del conflicto continúa encendida y muchas son las opiniones. Controversial fue la respuesta de FIFA, que, a pesar de su constante trabajo contra el racismo, se mantuvo al margen y solo le deseó lo mejor al teutón en el resto de su carrera, agradeciendo su participación con el seleccionado alemán.

Las sorpresas también forman parte del mundial y, sin duda, la que se llevó todos los titulares y paralizó al mundo del fútbol fue la llegada de Cristiano Ronaldo a la Juventus de Italia. La Serie A tenía años preparándose para saltar de nuevo a la palestra, luego de los distintos escándalos en los que se ha visto involucrada y al parecer lo ha logrado con el fichaje de quien es considerado por muchos el mejor jugador del mundo.

El mercado de pases no ha sorprendido, más allá del fichaje de CR7. Todos se preguntan ¿qué hará el Real Madrid?… En esta oportunidad Griezmann y Mbappé, figuras de Rusia 2018 han asegurado que se mantendrán en sus equipos (Atlético Madrid y Paris Saint Germain) y la opción de Neymar se mantiene en stand by, al menos por esta temporada.

Los fichajes más importantes (confirmados):

  • Cristiano Ronaldo a la Juventus F.C. por 100 millones de euros
  • Allison Becker al Liverpool F.C. por 75 millones de euros
  • Lucas Torreira al Arsenal por 30 millones de euros

 

Premios:

La FIFA entregó 400 millones de dólares a los combinados, esto representa un 12% más que en Brasil 2014. Los eliminados en primera ronda recibieron 8 millones.

-Francia: 38 millones de dólares.

-Croacia: 28 millones de dólares.

-Bélgica: 24 millones de dólares.

 

 

 

 

Déjanos tu comentario!

F
Image and video hosting by TinyPic
MIGRANTES