Necesidades Humanas 2.0: Apps y teorías antiguas de comportamiento

Conchita Torres Sirit / @psiconchy

Las necesidades humanas han sido un factor importante en el estudio de la conducta, que se ha consolidado mucho más a través del tiempo. Sin embargo, lo que fue importante hace 20 años, posiblemente, ya no sea la prioridad actualmente y es allí precisamente donde se hace muy importante actualizar estas necesidades.

Existió un conocido psicólogo humanista llamado Abraham Maslow, que se destacó en su época por crear una teoría basada en una jerarquía de necesidades humanas, introdujo por primera vez este concepto en su artículo A Theory of Human Motivation en 1943 y en su libro Motivation and Personality. Más tarde, el hecho de que esta jerarquía soliese ser representada gráficamente en forma de pirámide hizo que el núcleo de la teoría pasara a ser conocida como La Pirámide de Maslow, cuya popularidad es notable, incluso hoy en día, décadas después de que fuese propuesta por primera vez.

 

En esta propuesta se observan desde las necesidades más básicas hasta las necesidades más complejas, esta jerarquía está compuesta por cinco niveles. Las básicas se ubican en la base de la pirámide, mientras que las necesidades más complejas se encuentran en la parte alta. Por lo tanto se pueden definir las cinco categorías como: fisiológicas, de seguridad, de afiliación, de reconocimiento y de autorrealización; siendo las necesidades fisiológicas las de más bajo nivel o más básicas, y subiendo niveles en el orden indicado.

 

Lo curioso de esto es qué en la actualidad se ha extrapolado esta jerarquía a un aspecto realmente importante de nuestra vida actual, como lo es la tecnología y las redes sociales. ¿Les parece curioso? Pues sí lo es. A continuación, les voy a explicar en detalle, cómo una teoría antigua se puede adaptar perfectamente a nuestra actualidad y explicarnos nuestro comportamiento en el día a día.

 

 

1) Necesidades fisiológicas o básicas: dormir, comer, ir al baño, entre otras… es inevitable no tenerlas, como nuestro acompañante fiel, el Smartphone. Logramos observar que se ha convertido en una real necesidad tener un medio para comunicarnos y una red que nos provea del apreciado internet llamada Wi-Fi, aunque no nos damos cuenta, esto se ha convertido en una prioridad, tanto así que hasta para decidir un hotel al viajar nos percatamos que tenga Wi-Fi, si no, lo descartamos de inmediato.

 

2) Necesidades de seguridad: orientadas a la seguridad personal, el sentirnos protegidos y no indefensos ante ciertas situaciones. Tenemos algunas aplicaciones que nos dan esa sensación de estar guiados y protegidos así sea para no perdernos en esta inmensa ciudad. Particularmente soy fanática del Waze o Google Maps, estas apps me generan una sensación de que sí o sí llego a mi destino y estoy segura de que muchos(as) se pueden identificar con esta realidad.

 

3) Necesidades de afiliación: se destaca el sentido de la familiaridad, el tener amistades, contar con un grupo de personas que pueda apoyarnos en diferentes circunstancias de nuestra vida y para esto tenemos múltiples opciones que nos permiten socializar con distintas personas, conocidas o no conocidas, a través de un Smartphone, Tablet o computador. El pionero por supuesto es Facebook, que durante años nos ha permitido interactuar con múltiples personas, recordar cumpleaños, intercambiar mensajes y fotos. También tenemos los famosos WhatsApp y Twitter, que han logrado llegar a nuestras vidas para quedarse.

 

4) Necesidades de reconocimiento: estas favorecen el fortalecimiento de la autoestima, nuestros logros y valía dentro de la sociedad. Acá tenemos a Instagram, la red social del ego. Cada like (me gusta) es una alegría y un seguidor es todo un acontecimiento. La búsqueda de reconocimiento mediante fotografías de viajes exóticos es costumbre. Por otro lado, en LinkedIn existe la posibilidad de mostrar tus capacidades intelectuales y éxito; los logros hablarán por ti.

 

5) Necesidad de autorrealización: esta busca llenar el desarrollo de las necesidades internas, espirituales, morales, la búsqueda de una misión en la vida, la ayuda desinteresada hacia los demás, entre otras características. Así bien, se puede relacionar con redes que permiten la construcción y escritura de blogs, el ser una persona motivante para otros, entregar conocimiento que permita el crecimiento de los demás por esa razón tenemos como influenciadores a Pinterest y WordPress.

 

Particularmente, me gusta mucho este engranaje entre las teorías que tanto he practicado y la actualidad que nos presenta una realidad cada vez más distinta y evolucionada. Definitivamente, el ser humano tiene esa particularidad de adaptarse y aprender diariamente de los cambios que se nos presentan.

 

Lo importante es que seamos capaces de moderar este nivel de crecimiento y, si bien mezclamos lo instintivo con la tecnología, siempre debemos tener presente que en el equilibrio está la estabilidad humana.

Déjanos tu comentario!

F
Image and video hosting by TinyPic
MIGRANTES