La educación en Chile sentó hoy un precedente: Arlén Aliaga, una joven trans de 17 años, logró inscribirse en el Liceo 1 de Niñas, de la comuna de Santiago.

Arlén, que hace tres años hizo su transición, pudo finalmente matricularse en el colegio que deseaba, luego de años de lucha y hostigamiento en su anterior escuela.

Una gran traba que se lo impedía era la legislación actual, que obliga a matricularse bajo el sexo registral del alumno. Pero Felipe Alessandri, alcalde de la comuna, logró la matrícula a través de un decreto que llegó hasta el Ministro de Educación.

La Ley Zamudio, la Ley de Identidad de Género y la Circular 0768 del Ministerio de Educación destacan que no se puede negar la educación por razones de identidad o expresión de género.

¿De qué manera crees que impacta este suceso a la educación en Chile?