Caracas. AP. El régimen de Nicolás Maduro dispuso el miércoles la expulsión del embajador de Alemania en Caracas y le dio 48 horas para abandonar el país.

La cancillería venezolana indicó en un comunicado que decidió declarar persona no grata al diplomático Daniel Kriener por sus “recurrentes actos de injerencia en los asuntos internos” de Venezuela.

La orden de expulsión se produjo dos días después de que Kriener acudiera junto con otros colegas al aeropuerto internacional Simón Bolívar para presenciar la llegada al país del presidente encargado y jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, tras una gira de más de una semana que realizó por Sudamérica.

La decisión del régimen venezolano fue rechazada por Guaidó, reconocido por medio centenar de países, quien afirmó que la administración del mandatario Nicolás Maduro no tiene autoridad para declarar al diplomático persona no grata y acusó al gobierno de “ejercer coacción” contra Alemania por ayudar al Congreso venezolano.

Alemania, junto a otros países de la Unión Europea y Estados Unidos, ha mantenido un rol muy activo durante la escalada de la crisis venezolana y es uno de los 50 países que reconocen a Guaidó como presidente interino.