AP. Londres. La policía de Londres sacó por la fuerza al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, de la embajada de Ecuador el jueves y lo subió a una camioneta policial, dando inicio a una potencial batalla en las cortes para no ser extraditado a Estados Unidos a enfrentar cargos relacionados con la difusión de miles de documentos secretos del gobierno.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, dijo en un tuit que su gobierno tomó la “decisión soberana” de retirar el asilo diplomático a Assange por “violar reiteradamente convenciones internacionales y el protocolo de convivencia”.

Por su parte, un funcionario estadounidense dijo que el Departamento de Justicia de Estados Unidos se apresta a anunciar cargos contra Assange. El funcionario habló bajo la condición de anonimato porque no se habían anunciado los cargos, cuya naturaleza exacta se desconocía por el momento.

Assange se refugió en la delegación diplomática en agosto de 2012 y no había salido de ella desde entonces. El jueves fue arrestado por no presentarse ante un tribunal en ese año, poco después de que la nación sudamericana revocó su asilo.

La detención de Assange estuvo motivada por una petición de extradición de Estados Unidos y una acusación de que incumplió los términos de su libertad condicional, explicó Jennifer Robinson, que forma parte del equipo legal de Assange.

Según la policía, Assange está “arrestado en una comisaría del centro de Londres donde seguirá hasta su comparecencia ante el Tribunal de Magistrados de Westminster tan pronto como sea posible”.

Los policías fueron invitados a entrar al edificio por el embajador luego de que el gobierno de Ecuador retiró el asilo a Assange, dijeron las autoridades.

La detención se produjo un día después de que WikiLeaks acusó al gobierno de Ecuador de una “amplia operación de espionaje” contra Assange.

WikiLeaks denunció la grabación secreta de las reuniones que mantuvo con sus abogados y un médico durante años. En un comunicado en Twitter, sostuvo que Ecuador anuló el asilo político a Assange de forma ilegal “violando la ley internacional”.