Netflix intenta abrirse un lugar entre los gigantes del cine estadounidense, que pronto deberán reconsiderar las condiciones de admisión de sus películas a los Óscar, luego de que el departamento de Justicia brindara al líder del streaming un apoyo inesperado.

La poderosa Academia Estadounidense de Artes y Ciencias Cinematográficas, encargada de los prestigiosos Óscar, confirmó una información revelada por el periódico especializado Variety: recibió una carta oficial de advertencia de una posible violación del derecho a la competencia.

“Recibimos una carta del Ministerio de Justicia y hemos respondido apropiadamente”, dijo esta semana en un comunicado enviado a la AFP la organización de Hollywood, que reúne a profesionales del séptimo arte.

¿Cuál es la razón de la ira de la justicia estadounidense? Los posibles cambios de elegibilidad a los Óscar previstos por la Academia para poner palos en la rueda a Netflix.

El director ganador de varias estatuillas Steven Spielberg propuso que las películas producidas y transmitidas por Netflix ya no sean elegibles para los Óscar… sino para los Premios Emmy, con los que se premia a los productos de televisión estadounidense.

“Si quieres hacer un formato de televisión, haces una película de TV”, dijo el influyente director, que además colabora con Apple TV, la nueva plataforma de transmisión de video de la marca a la manzana.

Pero para la justicia de Estados Unidos, tales declaraciones podrían “plantear preocupaciones sobre el derecho a la competencia”.

En su carta a la Academia, la división de competencia del departamento de Justicia, se dijo “preocupada” por las posibles nuevas restricciones, que “podrían tender a eliminar la competencia”.

“La Junta de directivos de la Academia se reunirá el 23 de abril para su reunión anual sobre regulaciones de premios”, durante la cual reflexionará sobre un posible cambio, dijo sin más la Academia.

Contactada por la AFP, Netflix se negó a hacer comentarios.

“Amamos el cine. Junto con otras cosas que también amamos: la accesibilidad para las personas que no pueden pagar una entrada (…); la posibilidad de que todos disfruten de nuevos lanzamientos al mismo tiempo; y que los directores tengan más formas de compartir su arte. Estas cosas no son excluyentes”, tuiteó el mes pasado el gigante del streaming.