Alimentos y bebidas que mejoran la salud de la piel

Cuidar de la piel puede ser visto con frecuencia como una preocupación meramente cosmética, pero lo cierto es que nuestra piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, y como tal, se ve afectado y agredido por los más diversos factores: nuestra hidratación, los cambios del clima, y evidentemente nuestros hábitos alimenticios. Aunque usar productos como cremas y ungüentos pueda ser beneficioso para la piel, el primer factor que debemos cuidar si queremos tener una piel saludable se encuentra en los alimentos que consumimos:

  • Nueces: Las nueces son una de las mejores fuentes de vitamina E, un antioxidante de suma importancia para la salud de la piel, el cabello y las uñas. Las almendras suelen ser citadas como una de las mejores alternativas, pero es una buena idea recordar que el maní, que tiene un costo mucho más accesible, es también muy rico en vitamina E y en muchos otros micronutrientes con beneficios positivos para la salud.
Sushi / Archivo
  • Sushi: Gracias a los ingredientes estrella de este platillo, la palta, el salmón y el alga nori, un consumo moderado de sushi como parte de nuestra dieta contribuye a la salud de nuestra piel. El alga nori ayuda a mantener la piel libre de toxinas, ya que contiene altas cantidades de oligoelementos y aminoácidos, además de protegerla contra los radicales libres. Por su parte, el salmón es uno de los alimentos más ricos en omega 3, un nutriente que evita la flacidez de la piel y ayuda a protegerla de los efectos negativos del sol: la mejor excusa para pedir Sushi OK a domicilio y compartirlo con la familia… o no compartirlo con nadie.
  • Pimientos rojos: El pimiento rojo es una excelente fuente de betacaroteno, que a su vez, el organismo transforma en vitamina A. La vitamina A, a su vez, es precursora del ácido retinoico, o lo que conocemos en productos de belleza como “retinol”; un componente esencial para mantener la piel firme, fresca y sana, así como para la cicatrización y la regulación del sebo en la piel.
  • Panitas encebolladas: Mientras que muchos las aman y otras las odian, las panitas (o higaditos) son una de las mejores fuentes de vitamina A de origen animal, y una de las que más eficazmente pueden ser transformadas en ácido retinoico por el organismo. A su vez, la cebolla es un alimento alto en vitamina B6, que tiene beneficios comprobados en el tratamiento del acné, alivia la dermatitis y contribuye a tener una piel más sana.
  • Té verde: Entre sus múltiples beneficios para la salud, el té verde ayuda a prevenir el cáncer de la piel y retarda su envejecimiento, así como la aparición de arrugas, gracias a la combinación de las vitaminas C y E, y de las isoflavonas y catequinas que contiene, las cuales contribuyen a combatir el envejecimiento celular, no solo en las células de la piel, sino en todo el organismo.
  • Cítricos: Los alimentos cítricos, en especial los de color rojo, como el pomelo, ayudan a proteger la piel del daño causado por los radicales libres y previenen la destrucción del colágeno, lo que es esencial para evitar o retrasar el surgimiento de líneas de expresión.