Guaidó inició el cese a la usurpación con el apoyo de las Fuerzas Armadas

Actualización 10:50 am. El presidente interino, Juan Guaidó, anunció que todos los estados del país se sumaron a los esfuerzos de la Operación Libertad y el cese a la usurpación, iniciado en la madrugada de este martes.

AP. Caracas. El presidente encargado, Juan Guaidó, llamó a un alzamiento militar para derrocar al régimen de Nicolás Maduro. Inicia así el cese a la usurpación, enmarcado en la Operación Libertad.

Acompañado de varios uniformados armados desde las afueras de la base aérea generalísimo Francisco de Miranda, en Caracas, Guaidó afirmó en un mensaje difundido a través de Twitter que varios “soldados valientes”, habían “acudido a nuestro llamado”, aunque no estaba claro aún el alcance que había tenido en el país la convocatoria del opositor.

Sin ofrecer más detalles sobre la movilización, el también jefe de la Asamblea Nacional exhortó a “todos los soldados” a unirse al alzamiento contra el gobierno de Maduro.

Por otra parte, el activista detenido Leopoldo López, que apareció junto a Guaidó en la grabación, dijo que fue liberado por militares y pidió a los venezolanos que tomaran las calles de forma pacífica.

Tras el anuncio, en los alrededores del distribuidor Altamira, en las cercanías de la base aérea, se presentaron decenas de guardias nacionales para enfrentar a los militares rebeldes, dirigentes opositores y manifestantes y les lanzaron gases lacrimógenos para dispersarlos.

Poco después un grupo de militares rebeldes se enfrentó dentro de la base aérea capitalina a otros uniformados que les respondieron con disparos, según constató la AP desde las afueras de la instalación militar.

El ministro de la Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López, indicó que la fuerza armada se “mantiene firme” en la defensa de la Constitución y “sus autoridades legítimas”.

El jefe militar acusó a líderes opositores de emplear tropas y policías con armas de guerra en una la vía pública de la ciudad para crear “zozobra” y “terror”.

Al desestimar el alzamiento militar, Diosdado Cabello dijo a la televisora estatal que sargentos de la Guardia Nacional, unos oficiales y miembros de la policía política que estarían participando en la rebelión fueron llevados “engañados”, y aseguró que “estamos tomando las acciones” para retomar el control a las afueras de la base aérea.

Cabello responsabilizó a Estados Unidos del alzamiento militar.

Noticia en desarrollo.

Imágenes: AP, @leopoldolopez