Reuters. Caracas. Un general venezolano llamó a la fuerza armada a darle la espalda a Nicolás Maduro, quien ha resistido movilizaciones de opositores y el desconocimiento de decenas de naciones que cuestionan su legitimidad.

Ramón Rangel, que se identificó como general de división de la escuela de aviación militar, acusó al régimen venezolano de estar siendo controlado por una “dictadura castrocomunista” desde Cuba.

De acuerdo con una fuente cercana a las fuerzas castrenses, Rangel es un militar activo que huyó el mes pasado a Colombia. Según Rocío San Miguel, especialista en temas militares, fue compañero de promoción del comandante general de la Aviación.

“Tenemos que buscar la manera de quitarnos el miedo, de salir a la calle, de protestar, y de buscar la unión militar para cambiar este sistema político y quitarnos de encima el yugo del ‘castrocomunismo’”, dijo Rangel, vestido de traje y con la Constitución en la mano, en un video en la red social Youtube.

“Es hora de levantarnos, es hora de luchar contra este ‘castrocomunismo’ es hora de que la fuerza armada nacional tome conciencia”, agregó.

Maduro enfrenta protestas y movilizaciones de la oposición, la más reciente en abril, y sanciones de Estados Unidos y de países europeos después de que se adjudicara una reelección el año pasado en cuestionados comicios que sus críticos aseguran no respetaron garantías democráticas.

A pesar su baja popularidad y de la profunda crisis económica y escasez que ha llevado a millones de venezolanos a emigrar, Maduro controla las instituciones y la cúpula militar.

El 30 de abril, Juan Guaidó, presidente encargado, acompañado de legisladores, algunos militares y cientos de seguidores, llamó a las fuerzas armadas a desconocer a Maduro, sin lograr un quiebre en el oficialismo pese a haber ofrecido amnistías a quienes se sumen al movimiento.

El régimen consideró la movilización un intento de golpe de Estado. Más tarde, la máxima corte de justicia ordenó investigar a 10 diputados por conspiración y días después fue arrestado el vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano.

“Le hago un llamado a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para que se apegue al artículo 328. No sigamos diciendo ‘leales siempre, traidores nunca’, porque estamos siendo traidores, traidores a una Constitución nacional (…) no debemos estar siendo serviles a una persona, o parcialidad política”, dijo.

Al contrario que otros oficiales, Rangel, que dijo haber sido parte del movimiento insurgente de Hugo Chávez -mentor político y antecesor de Maduro-, no apoyó explícitamente a Guaidó.

“Quienes no tienen moral jamás podrán dañar a la patria y menos a la Aviación Militar Bolivariana. Venceremos ¡Viva la Revolución!”, escribió por Twitter el comandante general de la Fuerza Aérea, Pedro Juliac, con la foto de Rangel en blanco y negro cruzada por la leyenda de “Traidor del Pueblo Venezolano y de la Revolución” en rojo.