Infobae. El régimen de Nicolás Maduro continúa su persecución contra la oposición venezolana. Este martes, el Tribunal Supremo de Justicia ordenó quitarle la inmunidad parlamentaria a otros cuatro diputados.

El TSJ acusó, por medio de un comunicado, a los legisladores Miguel Pizarro, Carlos Paparoni, Franco Casella y Winston Flores de “traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y el odio”.

El fallo ordena remitir la sentencia la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y al fiscal general, Tarek William Saab.

La Corte detalla que “no procede el antejuicio de mérito” de los diputados, “en razón de lo cual su enjuiciamiento corresponde a los tribunales ordinarios en materia penal”.

Paparoni se pronunció minutos después de conocerse el fallo durante un acto opositor en Caracas. “Esto no nos va a acobardar a ninguno de los diputados”, aseguró, rodeado de decenas de parlamentarios. “Tiene que entender Nicolás Maduro que su tiempo terminó”, agregó.

El de este martes es un nuevo golpe de la Justicia chavista contra la oposición venezolana, luego de que la semana pasada el TSJ ordenara quitarle la inmunidad parlamentaria a otros once diputados: Edgar Zambrano (AD)Henry Ramos Allup (AD), Luis Germán Florido (Independiente), Marianela Magallanes López (LCR), José Simón Calzadilla Peraza (Movimiento Progresista), Andrés Enrique Delgado Velázquez, Américo De Grazia (LCR), Richard José Blanco Delgado (ABP), Freddy Superlano (VP), Sergio Vergara (VP) y Juan Andrés Mejía (VP).

Hasta el momento, el TSJ oficialista despojó de su inmunidad a siete de esos legisladores.

Minutos después del fallo de la Corte chavista, Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) condenó la decisión a través de Twitter: 

El pasado 8 de mayo, Zambrano, vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), fue secuestrado por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). En este momento se encuentra detenido e incomunicado en la prisión militar del Fuerte Tiuna, por orden del TSJ.

Tras esta arremetida del régimen, y ante el temor de nuevas posibles detenciones arbitrarias, algunos diputados pidieron asilo en embajadas extranjeras, mientras que otros se encuentran en la clandestinidad.

La dictadura de Maduro recrudeció la persecución contra la oposición luego del intento de levantamiento militar del pasado 30 de abril, encabezado por Juan Guaidó. Ese día, el presidente interino de Venezuela lanzó la fase final de la Operación Libertad y recibió el respaldo de todo el arco opositor. Por tal motivo, el TSJ y la Constituyente chavista, presidida por Diosdado Cabello, han apuntado contra los principales referentes de la Asamblea Nacional.