AFP. Facebook anunció el miércoles que restringirá el uso de su plataforma de transmisión de videos en vivo, dos meses después de la masacre de Christchurch, en momentos en que líderes de todo el mundo se preparan a lanzar en París una iniciativa mundial contra los contenidos violentos en Internet.

La red social anunció este miércoles la restricción del uso de su plataforma Facebook Live, en la que fue transmitida en directo la matanza de Christchurch, en Nueva Zelanda, en la que un hombre mató a 51 personas en un doble atentado contra mezquitas.

Facebook fue muy criticada por haberse demorado en interrumpir ese video, cuyas imágenes se propagaron rápidamente por Internet.

A partir de ahora los usuarios que violen las reglas de uso de la red social, en particular aquellas que prohíben a “organizaciones e individuos peligrosos”, serán suspendidos temporalmente de Facebook desde la primera infracción.